febrero 2008


jarhead36vc.jpg Soldado anónimo (Jarhead) lo sorprenderá gratamente porque no es la clásica cinta propagandística de los estadounidenses, que promocionan su vocación de “salvadores de la paz y la democracia”. Es muy extraño que en medio de una campaña del Gobierno de Estados Unidos por alentar la presencia de sus tropas en Medio Oriente, con el objetivo de salvar al mundo de los terroristas, se permita la producción de este filme basado en un libro escrito por el soldado Anthony Swofford.

Swofford revela el día a día de los jóvenes soldados, que en muchas ocasiones se alistan en el Ejército de Estados Unidos para huir de su realidad, que está ligada a la pobreza y los maltratos de sus padres. El propio Swofford es un soldado de tercera generación que se enlista para escapar del abusivo de su padre, una madre alcohólica y una hermana hospitalizada en un psiquiátrico.

Los relatos de Swofford, llevados al cine por el director Sam Mendes conocido en Panamá por Camino a la perdición y American Beauty y el guionista William Broyles Jr., muestran hechos que oculta hábilmente el Ejército de Estados Unidos.

No todo es tan bello como en los comerciales que alientan a los jóvenes estadounidenses e hijos de inmigrantes, especialmente de latinos, a unirse a las tropas estadounidenses.

Sobre el elenco hay que destacar primero a Jake Gyllenhaal, que suena fuertemente para una nominación al Oscar por esta película o por su trabajo en Brokeback Mountain, ganadora de cuatro premios Globo de Oro el pasado lunes 16 de enero.

2005_jarhead_011.jpg

Gyllenhaal personifica excelentemente al soldado Anthony Swofford. Con la ayuda del guión y del director se presenta en la pantalla sin estereotipos y escenas forzadas. El otro que esta muy bien es el ganador del premio Oscar Jaime Foxx (Sargento Sykes), que demuestra su capacidad y dominio de diferentes registros.

Los demás miembros del reparto realmente fueron bien escogidos, especialmente el actor Brian Geraghty (Fergus) que interpreta al militar más crítico de toda la película. No es un filme familiar y es apto para las personas que siempre anteponen su capacidad crítica. No se la pierda.

Anuncios

Rescatando al soldado Ryan - Peliculasdeguerra.wordpress.com 

No sé por dónde empezar, mis emociones se mezclan y paso de maravillarme a conmoverme, de disfrutar a sentir opresión en el pecho… La película es sencillamente impresionante, una obra maestra en términos de cine, de lenguaje, del efecto logrado, de todo lo que logra despertar. La cinta más reciente de Spielberg, Rescatando al soldado Ryan, es digna de dedicarle esta columna, como un tributo al tío Steven y lo que logró (una vez más)…

Tomando como pretexto una historia sobre un soldado que debe ser rescatado por el hecho de que todos su hermanos han muerto en batalla durante la Segunda Guerra Mundial, Spielberg retoma sus ideas sobre las emociones de esta guerra, y experimenta una visión sobre su significado, y la búsqueda de decencia y principios en medio de un ambiente de esa magnitud y características.

El desembarco en Normandía es un evento famoso de la Historia, pero nunca había sido fotografiado en esta forma: la crudeza y la emotividad mostradas son algo que dejará marcados a muchos (me incluyo). La secuencia es poderosa, no toma concesiones (la guerra no es broma, lo que se muestra es muy cercano a lo que pasó en realidad), y es un momento estremecedor. Las tomas son maravillosas (submarinas, cámara hand-held en persecución, movimientos bruscos y pausas, tomas abiertas de la playa, close-ups, …hay para elegir) y la edición y el audio son disfrutables en exceso. La advertencia en esto es hacia el hecho de que se trata de escenas sumamente crudas (hay tomas donde cuesta trabajo seguir mirando y definitivamente tendrán respuestas físicas ante lo que se ve), pero se trata de una secuencia que se volverá un clásico. Existen muchas cintas de guerra que tratan el tema con crudeza y exploran los sentimientos encontrados del concepto, pero me atrevo a decir que ninguna me había impactado de tal forma.

Brevemente, y profundizando en términos de cine/lenguaje, la cinta es impecable: la fotografía es insuperable, la edición es compleja y efectiva, el diseño y edición de sonido son perfectos (desde el tono muerto después de una bomba hasta las explosiones y los disparos de los snipers, pasando por gramófonos en el fondo).

savingprivateryan-sniper.jpg

El elenco reunido es una colección de estrellas (y los roles de los poco conocidos son tales que pronto serán también estrellas) y en este sentido la combinación Spielberg/Hanks ya era en sí un éxito que se comprueba al ver la respuesta ante el filme. Si soy un poco extremista, tal vez Ryan podría haber sido cualquiera, sin ser necesario tener a Damon, pero esta idea puede omitirse hasta cierto punto. Otros actores, como Sizemore –el guía/soporte- y Burns –el espíritu cínico- se llevan las palmas. Mis comentarios sobre Hanks son positivos, pero debo reconocer que ya sería demasiado si se le vuelve a nominar para que gane. El hecho del elenco multiestelar es en sí una clara imagen de la idea de lograr una cinta espectacular, y en este punto no puede criticarse si el resultado es el tener cintas como esta. El tío Steven demuestra una vez más por qué tiene el lugar que tiene.

Las críticas negativas para la cinta serán definitivamente en torno al sentido y tono sentimental de la historia (siempre lo han criticado por ello en sus cintas) pero en este sentido la idea sentimental al hablar de la guerra es obvia, las escenas logradas superan cualquier crítica, y la historia narrada no es sólo un boceto sentimental sino una poderosa visión emocional.

LINKS:

http://es.wikipedia.org/wiki/Saving_Private_Ryan